8/2/09

Volver a empezar

Volver a empezar significa que la anterior película llegó a su fin
y aquí comienza una nueva historia. Se acabó el pitorreo.
Hemos puesto en la calle al anterior fotógrafo, que vale sí, tenia su gracia pero como fotógrafo era malo no, pésimo. Las nuevas imágnes, que iremos subiendo,sin prisa, pertenecen todas ellas al fallecido y malogrado fotógrafo asturiano M.A.F.S.. Decimos malogrado, pues falleció a la tempraa edad de 36 años, en un accidente de avioneta, cuando sobre volaba las áridas pero impresionantes estepas africanas, su cuerpo cojuntamente con el de sus acompañantes,no pudo ser rescatad0 y descansa en las salobres aguas del Lago Nakuru, de Kenia. No dejó documento escrito alguno, pero visionando sus impresionantes fotografías nos damos perfectamente cuenta que en sus fotografías, la palabra carece de importancia, es la imagen ese instante lo que prevalece. Es por ello que las fotos que nos ha legado, y son muchas afortunadamente,constituyen ya un legado cultural inestimable.tanto para las generaciones presentes y futuras.
La familia, nos ha encargado la ardua labor de clasificarlas, ordenarlas. Para ello nos ha remitido por procedimiento seguro, un baúl, cuyo contenido aún nos es difícil de evaluar, pero que a lo mínimo contienen más de 11000 imagenes, de distintos formatos, de distintas fechas y lugares, así como unos cuadernillos de viaje,caligrafiados a mano, lógicamente, que suponemos puedan contener información valiosa, pero que no estamos en condiciones de asegurar nada por el momento.
El trabajo que nos aguarda, es duro,solitario, pero nos hemos arremangado las mangas de la camisa y estamos dispuestos a afrontarlo con decisión y optimismo . El compromiso que hemos adquirido, tanto con la familia de M.A.F.S., como con las másimas autoridades locales y regionales de Asturias, nos obliga, en una labor minuciosa,profesional, enre otras cosas porque en ello nos jugamos nuestro prestigio y buen saber hacer.
Algunos juzgaran importante, en conocer algún dato bibliografico de nuestro malogrado fotógrafo, no lo consideramos revelante, pero para satisfacer a todos nuestros lectores. Podemos decir que su afición a la fotografía, surge por unas circunstancias un tanto diríamos particulares, nos dijeron algunas personas de su entorno , pero nosotros no estamos en condiciones todavía de afirmar o desmentir nada y la familia tampoco, que decimos su iniciación en la fotografía, surge en sus años mozos, no podía ser de otra manera,cuando entabla relación sentimental, con una muchacha que al parecer pertenecía a una agrupación fotográfica de su localidad, La Calzada, Gijón, Asturias, por más señas; y que fue de este modo, como nuestro malogrado fotógrafo se introdujo por primera vez en un cuarto oscuro, para acompañar a dicha muchacha en el trajín de revelar unos carretes de 35mm.Que dicha relación no llegó nunca a buen puerto. Y pensamos nosotros y esto es de nuestra cosecha con lo cual pura conjetura, vio que aficionándose él a este arte ya antiguo, podría al menos intentar recuperar los amores, mejor dicho el amor o al menos la compañía de dicha muchacha. Los que conocen la historia de primera mano, nos aseguran que nunca hubo tal reencuentro, que la muchacha nunca revelo una foto más en su vida, y que actualmente vive feliz y casada con sus dos niñitos, en el mismo barrio que la vio, nacer . También nos dicen que nuestro malogrado fotógrafo, empezó a pasarse días horas y más horas en la oscuridad del cuarto oscuro y la luz roja. Salia de ese habitáculo provisto siempre de una andrajosa cámara de fotos, uno que lo conoció, recuerda que esa primera cámara era de la marca Yassica, que nuestro biografiado adquirió en Andorra, por 12.500 pts, lo que ya nuestro
gentil caballero informante no recuerda de que año. Confiesan entre broma y vera, los amigos que le conocieron, que fuera la hora que lo vieran siempre llevaba la cámara en la mano, y que más de una vez les convencía para que se dejaran hacer retratos y luego de tirarles la foto les pedía que les prestara dinero, para comprar, químico, latas de película, chasis o alguna otra bagatela. Que pasaban a veces días y semanas sin que nuestro biografiado fuera visto por sus amigos, hasta que descubrieron, por el mal olor con el que se presentaba, que había estado positivando días, horas y semanas, mañana y tarde en el dicho laboratorio de la ya mencionada agrupación fotográfica local.
Los mas allegados, nos cuentan a además de fotografiar de todo, hizo algún trabajito para una casa de fotografías del barrio, como comuniones,pases de modelos,reportaje de árbitros de fútbol, pero que eso que lo hacia para allegarse dinero para comprar y comprar filtros, trípodes, película. Un amigo que lo conoció bien, nos comenta " que muchas veces ya resultaba un poco pesado, con el tema de la fotografía". Esto es lo que hemos podido averiguar, pero insistimos no lo damos por bueno, pues tenemos la ilusión de hallar
en las libretas de viaje, algún dato más fiable.
Como esta quedando un poco largo y prolijo.Vamos a dejarlo en este punto y seguido.
Nota: la familia conjuntamente con autoridades locales y autonómicas, están pensando en crear un "patronatro o fundación de M.A.F.S." con el fin de dar amparo y protección no solo a su obra, sino también a las dos niñas que dejó huertanas, pues tanto él como la madre de estas dos criaturas fallecieron, los dos iban en la misma avioneta siniestrada. Si alguno de vosotros está interesado en contribuir dineraria mente a tan humanitaria causa, pongan se
en contacto con este redacción par facilitarle la cuenta donde poder hacer el ingreso.

4 comentarios:

manuindiana dijo...

Triste historia y a la vez interesante,es la primera vez que leo algo sobre este fotografo,en cambio el Cafe Dindurra lo conozco perfectamente,desde 1979,en Picassa tengo una albun colgado,con fotos de ahora y algunas antiguas

Manuel Sosa dijo...

Iremos a verlas. y daremos nuestra opinión que seguro será buena.
me imagino que tendras fotos de las estatuas del Quijote.
Un saludo

rakelam dijo...

Yo me pregunto... el anterior fotógrafo ¿¿pésimo?? Pues... para mi no lo era. No lo parecía.

Aun sí pienso que el nuevo fotógrafo (ya “fallecido”) tiene mucho que enseñarnos.

Manuel Sosa dijo...

Se nota que tienes buen corazon Raquel, pero el otro fotografo es que ni era fotografo,y malo malo malo. Esta tarde uno de nuestros empleados, nos ha dicho que lo ha visto disfrazado con traje de Indio, haciendo la estatua en la plaza Mayor de Madrid, si es que lo suyo es el disfraz. La pena es que no lo atropelle un tranvia del museo del ferrocarril

Archivo del blog