16/9/11

Picture for tourists. Lesson 1ª

















Lecciones de fotografía para turistas.


En primer lugar algunas aclaraciones y justificaciones de esta entrada.

He tenido una larga entrevista con el Excmo. Alcalde de Madrid, don Alberto Ruiz Gallardón, con la finalidad de perfilar algunos detalles de vital importancia para que mi persona pueda seguir contribuyendo a la producción de imágenes de Madrid, para entretenimiento de turistas, periféricos, nacionales e internacionales, amén de renegociar mis emolumentos y dietas. Y como el Alcalde está muy nervioso, no quiere que se le escape la nominación de Madrid como ciudad olímpica 2020, y además anda preocupado por si su partido lo pone en las listas electorales de candidato, porque aunque públicamente no lo puedo reconocer, en privado ya está cansado de salir solo en los informativos de la comunidad de Madrid, y sus cuentas le indican que en el caso de el silente Don Mariano, gane las elecciones el como mínimo será nombrado ministro portavoz, vamos el que sale a todas las horas en la Tve. Con lo que quiere que dejemos zanjado toda una serie de asuntos que yo le he indicado, sin los cuales le he dicho que no vuelvo a hacer ni una sola foto ni buena ni mala de Madrid.

Algunas de estas condiciones es saber si lo que cabe es ordenanza municipal, bando o que formula es la más adecuada y menos impertinente para sus votantes. Los asuntos son: Obligatoriedad de que motos y automóviles lleven siempre sus espejos limpios, el lugar y la orientación en donde deben aparcar las motos, en función de si de mañana o de tarde, como deben dejar orientados los espejos. Otro de los asuntos, es que los viandantes, cuando se den cuenta que están en el encuadre de mi cámara, ni se agachen, ni se paren, ni me pidan disculpas, y sobre todo que no tuerzan su trayectoria. La idea del asesor y no me parece mala, es repartir en los aeropuertos, en los hoteles, pensiones, en las casetas de información turística, una cuartilla con mi foto y todas estas indicaciones, ahora queda por ver quien patrocina dicha hoja para que no resulte gravosa para el contribuyente. Otro detalle importante para los viandantes es el tipo de vestimenta, colores saturados en los zapatos, las faldas, las uñas de los pies, preferiblemente rojos. Y para ellos colores claros, las camisetas, los zapatos, y sombreo o gorra imprescindible. Estas son algunas de las cosas de las que hemos tratado, pero que por no engordar la entrada innecesariamente no me sigo extendiendo. Cuando ya estén todas ellas, aprobadas y puestas por escrito en membrete oficial, serán puestas en conocimiento de todos.

Y mientras salen esos bandos, edictos, folletos explicativos y me nombra cronista grafico oficial de la capital, pues le he dejado dicho que de no ser así no cuente conmigo. Y ante su insistencia de algo había que hacer, le propuse esta idea transitoria y como le pareció bien a ello sin mas dilación nos ponemos., y

Y entrando al asunto de la primera lección de fotografía para turistas, vamos a hacer algunas consideraciones o comentarios previos o aclaratorios.

Ser turista es una desgracia se mire por donde se mire, en primer lugar significa que tu pueblo o ciudad se te ha quedado pequeña y eres un inconformista, mal asunto. En segundo lugar, una vez que llegas a destino nada o pocas cosas de lo que has leído en las guías de viaje, se parecen a lo que te encuentras, y en muchos casos ese museo, o esa escultura que tenias fijación en verla con tus propios ojos, no está en su lugar habitual, el museo está cerrado por obras y dicha escultura o está de viaje, prestada a otra ciudad o la han llevado a boxees para restaurar, y que decir de ese restaurante que aluén te recomendó, esta cerrado por obras o por vacaciones que viene a ser lo mismo.

Pero el verdadero, quebradero comienza en el mismo punto de partida, tu que eres previsor y te gusta llegar al aeropuerto con contra o cinco horas de adelanto, porque nunca se sabe, y que si no fuera por tu mujer e hijos que te acompañan en el viaje, hubieras tan ricamente a dormir al aeropuerto, el caso como has llegado tan temprano y has chequeado el primer, ya con los billetes en la mano y como tienes tiempo de sobra, te vas parando en todas las tiendas del aeropuerto, lo tocas todo y por fin decides sentarte a tomar algo en uno de esas cafeterías de clavo, miras el reloj y piensas que ya han debido de darle pista a tu avión, te acercas parsimonioso al panel de información de vuelos y se te pone la cara de tonto: “Delayed”, miras para tu mujer y tus hijos y no sabes donde meterte. Pero esta vez vas a tener suerte el retraso va a ser de media hora.

Llegas a destino y aunque llevas días ensayando algunas palabras básicas de ese nuevo idioma, como por ejemplo:” please tells me…”,” thank you very much…”, y otras que en la guía te habían indicado como básicas, se te pone cara de imbécil al comprobar que nadie te entiende y terminas hablando por señas como los mudos. El taxista que te recoge en el aeropuerto, te lleva por el camino más largo, pero de eso tu no tienes la culpa. Por fin llegas al hotel, has tenido suerte se parece al de la foto y hasta está bien situado y limpio.

Sales a la calle con tu guía, plano y la maquina de fotos colgada al cuello, sin que tu lo sepas ya llevas pegado a tu sombra tres descuideros, que se van a quedar con tu cámara de fotos y lo que más les interesa tu monedero, pero tu eso tampoco lo sabes y sigues a lo tuyo y como a uno de esos mendas no tiene claro de donde vienes, cual es tu nacionalidad, tu poder adquisitivo, se te acerca con la intención de ayudarte, pues ha visto que estas mirando el plano de la ciudad al revés, pero totalmente al revés.

Bueno por no extenderme y entrar en materia lo antes posible, decir que estoy en todo caso hablando de un turista de los que pudiéramos decir que privilegiado, pues sea ido de una ciudad civilizada a otra igualmente civilizada. Los más desgraciados de los turistas, son sin lugar a dudas los que dirigen sus pasos a lugares exóticos o lo que llaman las agencias muy cucas viajes de ensueño, por decir un sitio cualquiera, aquel que se va a Cancún, playas paradisíacas, y aunque en la guía le han indicado que lleve algún buen tipo de repelente para los mosquitos, lo que no sabe el desdichado que los susodichos mosquitos le están esperando como agua de mayo, para comérselo vivo, con la salsa de repelente, no sabe este desdichado turista, que casualmente ese año hay dengue, mentira piadosa, es lo más común en las zonas cálidas y húmedas.

No voy a seguir ahondando en las desgracias de estos enfermos sin remedio que son los turistas, el estrés por verlo y fotografiarlo todo, las compras que tienen que llevar para las amistades, el cargamento de fotos que tienen que hacerse en todos los monumentos y museos para luego enseñárselo a sus amigos y parientes, no paran no se sientan, no disfrutan de nada y no han terminado un viaje ya están pensando en el siguiente. Y lo pero de todo que no hay medicina que lo remedie. Y ha de acabarse el mundo antes de tiempo, ten por seguro que no será por una bomba atómica o una explosión nuclear en cadena o un terremoto en cadena que comience en los Andes y se extienda en la escala del 10 por el resto del planeta, no nada de eso es el turista el arma mas destructora y destructiva que habita entre nosotros y que yo sepa,, que puedo estar desinformado, no tengo noticia de que en ninguna Universidad Americana o Europea, se este llevando acabo alguna investigación seria para curar y desactivar esta bomba que nos amenaza.

Otra cosa muy diferente es el viajero.

Vamos sin perdida de tiempo antes de que se nos agote la tinta con la prometida lección de fotografía.

1º El primer día fotografía te tu y a todos los que te acompañen en cuantos museos, estatuas, parques y jardines encuentres a tu paso.

2º Segundo día, ahora vamos a hacer algunas fotografías un poco serias. Lo primero coge la guía y el plano y deposítalo con delicadeza en la primera papelera que encuentres a tu paso, si es posible y aciertas a encontrarlo en un contenedor de reciclado de papel. Desactiva todo flash que lleve incorporado tu máquina, vamos a programar en la opción movimiento y vamos caminando sin rumbo y sin preocuparnos de perdernos, digo que vamos a capturar, las sombras, las personas del lugar que están realizando algún trabajo, las abuelas que van con el carrito de la compra, si casualmente, nos encontramos con un mercado, entramos y observamos que frutas, carnes y verduras nos encontramos. Y si el buen tiempo te lo permite en la primera terraza que encuentres siéntate tranquilamente, no hagas nada, salvo mirar lo que ocurre a tu alrededor, pero no se te ocurra tirar ninguna foto, sólo mira, relájate y si puedes disfruta. Si hemos conseguido llegar a este punto siguiendo todas las instrucciones, tu mismo cuando vuelvas a tu país o pueblo, te vas a quedar maravillado de las pocas fotografías que has hecho pero de lo buenas e irrepetibles que son.

En la segunda lección hablaremos de la importancia del revelado.

Mientras te dejo este ramillete de sugestivas imágenes, que parecen sacadas de algún viejo álbum pero que casualmente están tomadas en una misma mañana con la famosa BlackBerry 850 Curve y en el mes de septiembre de 2011.

Y por su puesto si has encontrado alguna indicación confusa no dudes en comentármelo, esto es un servicio del Ayuntamiento de Madrid.

3 comentarios:

Luis dijo...

Vuelvo a decirte que el Gallardon ese no te hace ni puñetero caso.

MANUEL SOSA dijo...

Bueno, el verá y en última instancia que sea atenga a las consecuencias. Pero en fin vamos a darle unas semanas de margen que está llegado de vacacioness.

iglesiasoviedo dijo...

Me gustan tus fotos y tus comentarios por un igual. Lo de Gallardon lo veo mas duro, ahora están crecidos y creo que no escuchan a nadie que no este por encima de ellos, por eso de medrar.
Un abrazo.

Archivo del blog