16/10/11

15.O Ni trigo ni paja













Afortunadamente, para esta crónica he contado con la inestimable colaboración de Julius Grugenstein, Julio para los amigos. Es un joven de uno de 25 años, que está en Madrid, haciendo su Erasmus de Historia de España de los siglos II al siglo VIII, es Alemán-Judío y su familia quedó atrapada en el Berlín Este, son originarios de Polonia y combina sus estudios con el trabajo de fin de semana en la Fnac, nos conocimos por casualidad o no tanta casualidad, en la sección de fotografía, Arte, etc., donde le tienen asignado. Nos habíamos visto el viernes y me comentó que el sábado salía a las cuatro de la tarde, entonces se me ocurrió la idea de invitarlo a que me acompañara y que mientras yo hacia las fotos él fuera pulsando el ambiente y escribiera la crónica. Y después de esta presentación, vamos sin más preámbulos a la crónica de mi amigo Julius.

“Habíamos quedado a la salida del metro de Sol, por la salida de la “Ballena de cristal”, mientras espero la llegada de Manuel, un grupo de hombres entre treinta y cuarenta años ataviados con camisetas del Betis, entran en el metro haciendo el tonto, van bebidos , van eufóricos, no lo sé con seguridad lo que si puedo afirmar es que van haciendo el idiota: Tengo que consignar que para que nadie se pueda llevar a engaño que no siento ninguna piedad o simpatía por esas personas que se recorren el territorio nacional siguiendo, a unos caballeros que se ponen en pantalones cortes para dar patadas a un balón y que encima mucha gente está dispuesta a pagar por ese deleznable espectáculo y en algunas ocasiones hasta abrirse la cabeza… Me dan asco.
Llega Manuel, son las cuatro y media, nos saludamos con un fuerte apretón de manos y me muestra y me explica toda la herramienta que ha traído, antes de nada me da una libreta azul tamaño cuartilla y un par de bolígrafos, por si yo no he traído dónde tomar notas, le muestro el cuaderno que tengo en las manos y mis propios bolígrafos, le enseño las primeras notas que he ido tomando durante la espera, sobre el grupo de seguidores Béticos. Me explica entonces la utilidad de todas las herramientas con las que viene cargado, una escalera de cuatro peldaños, que según me explica es para poder hacer alguna toma elevándose sobre las cabezas de los manifestantes y también como asiento improvisado, el flash, una cámara pequeña que le permitirá meterse entre el mogollón y hacer primeros planos y claro la réflex con el 18-200mm, un monopie para dar estabilidad a la cámara cunado nos vayamos quedando sin luz. Me pregunta si he tomado café le digo que no, entonces me sugiere que nos compremos unos cafés para caminar en el Dunkin Coffe , de la Carrera de San Jerónimo, la idea me parece estupenda, entre otras cosas porque nos coge de camino. Los turistas caminan por esa acera estrecha, obstaculizada por un andamio, cargados de bolsas, ajenos a los acontecimientos, parándose en todos los escaparates, se mueven como un rebaño sin pastor. A la entrada del establecimiento donde vamos a comprar los cafés, un chico negro vestido con un suéter rojo, sentado en el suelo pide limosna a los transeúntes, con uno de los envases del Dunkin coffe. Pedimos dos cafés con leche, dos sesenta euros y volvemos a la calle, casi enfrente en la Casa de Soria un remolino de gente espera a su entrada, van vestidos de domingo, pero de un domingo antiguo, son personas mayores, ellas con sus perlas falsas y anillos con mucho brillo de los que venden en la tienda de los chinos, ellos con traje de fiesta de pueblo, será una boda o algún sarao soriano. A cincuenta metros y en la misma acera donde estaba el negro mendigo, nos encontramos otro mendigo, este es un mendigo clásico, muletas en el suelo, barba blanca mal recortada, chaqueta, pantalón, zapatos raídos y polvorientos, también utiliza como hucha un envase de café de Dunkin coffe.
Hace una tarde muy agradable, corre una ligera brisa, veintiséis o veintisiete grados al sol, los bancos que nos vamos encontrando según vamos avanzando por la calle Alcalá, están todos llenos de culos. La terraza del Círculo está al completo. Manuel me llama la atención de un grupo de turistas que tratan de hacer unas fotos al edificio Metrópolis, en la confluencia de las calles Alcalá y Gran Vía: “Se van a romper las manos si antes no se rompen el cerebro, para hacer esa foto”. Me quedo observando y efectivamente o retuercen las manos, la cámara, la cabeza que parece que se la van a sacar de su sitio, para hacer una foto imposible de realizar con esas camaritas de juguete que tienen entre las manos, pero la terminaran haciendo luego cuando lleguen a sus casas y las miren en el ordenador, seguro que las envían a la papelera, pero es uno de los entretenimientos de los turistas, no dejar esquina sin hacer una foto, no disfrutan, no se sientan a captar los olores, a observar el ritmo de esa ciudad que visitan, todo lo quieren llevar en una tarjeta digital, es como si todo lo que no hayan fotografiado no existiera para ellos. Cada siglo tiene sus enfermedades, y la de este siglo es la fiebre de lo digital.
Llegamos a la altura de la primera salida de metro de Banco de España, un gitano tiene colocado en el suelo fotocopias plastificadas, de estampas de Madrid Antiguo, hay dos volúmenes de gran formato de Madrid Antiguo, además de viejos grabados y fotografías de época, viene acompañado del texto que explica lo que estamos viendo, con relatos de Mesonero Romanos y otros autores de esa época que escribieron sobre Madrid. Parece que la venta de esta basura tiene su publico, por cinco euros y tres regateando te haces con una fotocopia plastificada de una fotografía o grabado de ese Madrid antiguo. Los turistas somos unos carroñeros, vamos recogiendo toda la basura que nos sale al paso y si encimas nos parece barato mejor que mejor. Manuel, separa para encenderse un cigarrillo, le ofrezco el hacerme cargo de la escalera para que fume tranquilamente, rechaza mi ofrecimiento: “Si te haces cargo de la escalera con qué mano vas a escribir, gracias, pero es mejor que tu sigas escribiendo, nos paramos un rato, fumo y luego seguimos, son las cinco y media vamos bien de tiempo…”
Llegamos a la altura de la Plaza de la Cibeles, no hay todavía mucha gente, las marchas que vienen del norte, sur, este y oeste, está previsto que vayan llegando sobre las seis de la tarde. Amarrados a un banco y sujetos por cuerdas miles de globos hinchados con gas esperan a los manifestantes, apoyados sobre la vaya unas bolsas grandes llenas de pancartas individuales, aguardan las manos que quieran portarlas.
Aparece un señor mayor vestido de con impecable traje gris, lleno de insignias diversas pinchadas en el las solapas de ese traje gris, en la boca una buena armónica ameniza con una canción republicana, cuenta chistes y otras ocurrencias, dado que en ese momento todavía el número de personas no es abundante, está gozando de su momento de gloria, todos quieren hacerle una foto y le ríen sus gracias, mas tarde será zambullido por la marea humana. Nos hacemos con unas pegatinas, que nos colocamos solemnemente en nuestros niquis. Un abuelo saca de algún sitio unos folios arrugados y nos pide una firma para solicitar un monumento a no se que historia republicana, con amabilidad le explicamos que somos extranjeros y nuestra firma le va a servir de poco. Llega otro grupo vestido con camisetas moradas y colocan sobre un caballete, objetos conmemorativos de las segunda republica, viseras, camisetas, insignias etc.
Poco a poco y llegados de todas partes, van llegando las distintas columnas otros van saliendo de las bocas de metro, otro grupo viene avanzando desde el Metro de Sevilla para confluir en la rotonda de Cibeles. Es una marea humana la que toma y corta la calle Alcalá, predomina la gente joven, pero no faltan abuelos, padres con sus hijos, personas de medina edad, se van saludando unos con otros, cada individuo busca la pancarta y el slogan que va a acompañar.
Es una sopa de letras y de color, los republicanos con sus banderas, los comunistas del criminal de Guerra Enrique Lister, ondean orgullosos la clásica banderola roja con la hoz y el martillo, el grupúsculo de Izquierda Castellana, facciones diversas de la desgajada FAI-CNT, ortodoxos, heterodoxos y los orto-heterodoxos, con sus banderolas negras y una A gigante metida dentro de un circulo. Izquierda Anticapitalista, IA, Izquierda Unida, IU, etc.
Son miles las personas que están ocupando la calle de una manera festiva y reivindicativa, parece que han vuelto ha funcionar las redes sociales, o funcionó algo más; El País, Público y toda esa llamada izquierda mediática. Copio un comentario que he encontrado en la edición digital de Público: Comentario de Compromís: Donde "gobierna" el PP la gente ya está desesperada hace mucho tiempo. Pasemos de la desesperación a la esperanza votando masivamente a la izda !. Yo pensaba que desde hace ocho años quien gobierna en España es el partido Socialista, pero posiblemente este equivocado y me haya confundido de país. Yo soy extranjero y todo puede ser.
Creo si no estoy equivocado que el Pose solo y otras veces con el apoyo de IU, llevan gobernando en Andalucía y hasta hace poco en Extremadura ya más de treinta años y sin embargo todos los avances sociales económicos que han conseguido para sus gobernados es un PER. Y a mi entender y quizás sin que sirva de precedente no deja de tener razón Durán y Lleida cuando dice: “no tiene sentido que nuestros campesinos no recojan la fruta porque el precio que se les paga no es justo, mientras que en otras partes de España, determinado tipo de campesino puede quedarse en el bar de la plaza y continúa cobrando:
Pero parece que como vuelve a señalar el diario Público: El Gobierno hace un guiño a las marchas
Entre las consignas ya clásicas: “Psoe y Pp la misma mierda es” “Botín queremos tu botín”, pocas novedades y un mucho de liturgia apolillada. Como novedad una pancarta donde se puede leer: “Sálvanos Batman”. Es lo más original que alcanzamos a ver
Y llegados a la Puerta del Sol, gritos unánimes de: ¡Esperanza Dimisión! Es curioso, los madrileños han decidido equivocada o acertadamente por unanimidad, renovar su confianza en el PP y en particular en Esperanza Aguirre. Es curioso observar lo que entiende por democracia estos aprendices de dictadores.
Ha caído la noche y los manifestantes caminan satisfechos hacia la puerta del Sol, han conseguido al menos en estos momentos que distintas órdenes ideológicas caminen juntas por un mundo mejor. Es como un simulacro del Frente Popular, cuando les llegue la hora volverán los comunistas y los anarquistas a darse de tiros, pero mientras tanto marchan juntos mirándose de reojo.
Lo que está claro es que asistimos a momentos de cambios, cambios que son necesarios a no ser que deseemos volver a los istmos: comunismo, nazismo. El ser humano es capaz de lo mejor y de lo peor ya lo hemos demostrado a lo largo de nuestra dilatada historia. De norte a sur de este a oeste, las democracias y el orden organizativo que la sostienen, los partidos políticos, los que se sitúan a la izquierda o a la derecha han corrompido todas las instituciones, robado de las arcas publicas todo lo que han podido y querido, burlándose de todas las leyes existentes o en su caso redactando otras que les son mas favorables, y eso que se viene llamando la ciudadanía ha permanecido en estado borreguil, mientras la economía iba bien no les ha importado mucho quien o quienes llevaban las riendas del gobierno de la cosa publica, les ha importado un bledo que el gobernante fuera un bobo o un tonto, y ahora nos rasgamos todos las vestiduras y nos llevamos las manos a la cabeza, estamos mas interesados en conocer y coleccionar cromos de jugadores de futbol.
Rodeamos por Espoz y Mina, para poder acceder a la puerta del Sol por la calle Carretas, las terrazas están a tope, se mezclan los manifestantes y los turistas, una mujer mayor cuando ya hemos conseguido llegar a Sol, empuja de malas maneras a Manuel y se va farfullando su indignación de no poder cruzar la plaza cómodamente, no se llevó una hostia como dicen ustedes: de milagro. Un grupo de música interpreta la sinfonía de la Alegría, aplausos. Los organizadores, se disculpan, porque están teniendo dificultades para poder conectar con otras ciudades, y dar una aproximación de la participación en otras ciudades, piden por favor que las personas que tienen super móviles los desconecten para que ellos puedan recibir las conexiones con mayor calidad. La gente va tomando asiento en el suelo en la plaza y sus aledaños, para liarse un cigarro, un porro o para tomar un bote de cerveza, son cientos los chinos los que ya siguiendo una vieja y ya típica costumbre de vender en la vía pública botes de cerveza, desafiando con impunidad toda normativa sobre venta ambulante, no tardando mucho también ofrecerán bocadillos. Y estos chicas y chicos tan revolucionarios no tendrán inconveniente en contribuir a esta estafa, a la sanidad, a las normativas del comercio y a las ordenanzas municipales. Si algo o alguien está contribuyendo a nuestro empobrecimiento, es al consentimiento en muchos casos y en otros clandestino, de todos estos chinos que pululan con total impunidad tanto en la noche como en el día por las calles de Madrid y ya de todo el mundo, les compramos todas sus basuras ya sean clavos que no clavan o bolígrafos que no escriben, total es tan barato. Pero entretanto por todo el mundo una voz un grito, para que EEUU, Japón, España, Alemania etc., controlen o reduzcan sus residuos de CO2, pero sin embargo no tenemos ningún reparo en comprar toda la chinería que se nos ponga entre la manos, es tan barato. En china por lo que se ve sus industrias no emiten CO2, todo lo que producen lo producen con un millón de pedos salidos del culo de los chinos y de las chinas.
Acaban de dar las diez en el reloj de la plaza, nos miramos, aquello ya no da más de si en todo caso podría empeorar, en la medida que las cervezas y los porros vayan haciendo sus efectos en algunos de los concurrentes, decidimos levantar el kiosco. Caminamos hasta la plaza de Callao, para salirnos del mogollón.
Los Mariachis han trasladado su concierto nocturno habitual de la Puerta del Sol a la Plaza de Callao. Un aire suave va refrescando la noche.

Post scriptum: mucha gente mayor y no tan mayor desencantada de su organización y que piensa que acudiendo ha estas manifestaciones recuperara su juventud perdida, eso si, siguen con su mismo ideario, no han variado ni un ápice, en muchos casos no se han enterado de que se ha caído el Muro de Berlín y menos que la Unión Soviética de su adorado Lenin y Stalin no era otra cosa que una gran cárcel. Quizás el grueso mas importante, los jóvenes que sus padres se lo han dado absolutamente todo y más, han estudiado alguna carrera en algunos casos a golpe de talonario, pero no han pegado golpe en su vida ni lo piensan pegar, y menos leer algunos libros diferentes a los panfletos que otro colega igual de ignorante que ellos fabrica con mucho look. Y todo aderezado con mucho diseño y moda. Por cierto si yo tuviera algún interés en que se cumplieran las encuestas, de que va a ganar el PP en las próximas elecciones, yo vigilaría muy de cerca los movimientos de dinero que va hacer el PSOE, para financiar en alguna media todas estas protestas que se van a prolongar hasta el mismo día de las elecciones. Van a utilizar cuantos medios estén en sus manos, ya lo hicieron volando trenes y les salió muy bien la jugada, llevaron al más tonto del partido a la presidencia de un gobierno. Y ahora se proponen llevar a una sabandija

Nota: te envío la crónica tal como me pediste, igual se me ha ido de las manos, corta y pega lo que quieras. Y si no te parece adecuado no lo publiques, sin problemas Esta tarde salgo como ayer a las cuatro si quieres nos vemos por Pepe Botella. Un saludo

Respuesta: Me parece que la tinta te ha debido de salir gratis, si te has pasado dos pueblos, sino no te da por parar acabas escribiendo como mínimo un cuento, jajaja. Pero no pienso cortar nada. No se si estoy de acuerdo con todo o parte de lo que dices, pero es tu punto de vista y no pienso entrar en ninguna polémica. En todo caso si alguien quiere pleitear por el texto, no te preocupes que le doy la dirección de tu trabajo, jajajaja. Vale si yo me dejó caer por el dos de mayo, el primero que llegue que coja mesa. Chao

4 comentarios:

Luis dijo...

LAS FOTOS ME GUSTAN LA CRONICA LA LEERE EN LA SEGUNDA SESION.

Luis dijo...

No he podido leer la crónica del ¿polaco?, sabes que estoy mal de la vista y me mareo. Pero esta manifestación que según los ¿proponentes? fue en el mundo occidental, ¿que pretenden? hacer una Asociación Internacional Democrática como con la que fracaso Bakunin. Vamos listos, lo que estan preparando es la llegada del ¿gran Ojo?

Manuindiana dijo...

Opiono como Luis,las fotos como siempre geniales,la cronica para ptro dia.
Saludos.
P-D,que mania de sacar la bandera Republicana en todos estos sarao.

alp dijo...

Ni trigo ni paja, ni limoná..jejej, muy buenas fotos..un saludo desde Murcia..seguimos...

Archivo del blog