22/10/11

Enseñanza publica. Sindicatos privados












 
Crónica y titulo de la entrada: Julius Grugenstein



Habíamos quedado en la cafetería Espartero, está en la misma calle que le da su nombre, es una de las pocas cafeterías del centro de Madrid, donde los camareros van con sus uniformes blancos y de pajarita, con una barra oval y las fresqueras llenas de apetitosos aperitivos, encima de la cafetera las bandejas de churros y otra con porras. Pedimos dos cafés con leche en vaso bien caliente y dos porras. Me pide Manuel que esta vez la crónica sea un poco más escueta, prometido. Subimos unos pasos y cogemos la calle de la Bolsa para llegar a la plaza de Jacinto Benavente, sobre el escenario y probando el sonido un grupo de viento que hace tronar la plaza semivacía de curiosos son las once y media. Es un día típico de otoño madrileño, fresco en la sombra y agradable en los lugares de sol. Una señora se acerca a ofrecer sus servicios a un señor muy mayor que está sentado en la parada de autobús, el hombre muy prudente rechaza sus servicios: “No vaya a ser que luego no me pueda levantar”. Están todas ellas un poco mosqueadas, una de ellas comenta a quien la quiera escuchar: “Hoy con todo este lío no echamos ni un polvo”. Parecen peces dentro de una pecera, no dejan de dar vueltas. Está también el manifestante explorador, que va poniendo en su gorra todas las insignias a modo de conquista. Hemos decidido esperar a los manifestantes en la plaza, no tenemos ninguna gana de bajar hasta la Glorieta de Carlos V, que es el lugar de inicio de la marcha, luego sube por la calle Atocha hasta llegar a la plaza en la que nos encontramos. A la una llegan los coches escobas con su megáfono y el exceso de banderas. Una multitud multicolor avanza hacia la plaza, predominan las camisetas verdes y luego toda la sopa de letras. Vienen hablando los unos con los otros, banderas de las distintas comunidades. Si alguien ajeno, pero totalmente ajeno, intentara saber de que va la cosa, creo que no lo conseguiría. Nos estamos aburriendo de solemnidad. Antes de que llegue un tercio de los manifestantes sobre el estrado un poema de Miguel Hernández, leído con mucha pompa, siempre el mismo poema, un grupito según va llegando a la plaza canta a las Barricadas, grandes aplausos. Poco a poco los manifestantes se van extendiendo a lo largo de las calles dejando una mancha verde de sus camisetas. Un grupo comenta: “que mal organizado ha estado”.


Las putas han abandonado la plaza, son las dos y veinte ya ha terminado todo poco a poco van abandonando las pancartas. Nos acercamos hasta el hotel Madrid, Manuel saca unas fotos. Nos informan que antes de ser tomado por el movimiento 15M, ya se habían entrados otros y llevado todas las tuberías, sanitarios, cables. En la puerta del Sol predomina el color verde de los últimos manifestantes que van desapareciendo por las bocas de metro. Mucha gente, pero verdaderamente un aburrimiento. Por eso decimos que quizás la enseñanza deba ser publica, pero es tal la ineficacia de los sindicatos que lo mejor seria privatizarlos o sacarlos a bolsa.

Texto: Julius Grugenstein

Fotografía: Manuel Sosa


©® Todos los derechos Reservados


2 comentarios:

Manuindiana dijo...

Que quieres que te comente que no sepas ya.Estos dos Sindicatos ya estan privatizados,por este Gobierno que agoniza.Que se puede esperar de un Ministro de trabajo que hace un año estaba en la cabecera de manifestacion,Ugetista de siempra y de golpe y porrazo le dan 30.ooo al mes,le ponen una corbata(que a esta gente les pone mucho,es como si se subieran de estatus)y se bajan los pantalones y todos los demas que lo siguen del Sindicato estan esperando lo mismo,las pelas y la corbata,Asi son estos dos Sindicatos mayoritarios y bueno lo del SOMA aqui en Asturias,se creen los duenos de la Region,piensas que esta pandilla hiria de manifestacion,de aquellas de finales de los 70,en la que los grises daban caña jjjjjjaaa,y de los dos lideres Sindicales,no perdere el tiempo,pero lo mas gracioso,es que hay una cantidad de Capullos que son como borregos que les siguen,no evolucionan piensan que estan en los años de nuestros Padres.
Engañan a los que engañan ,a mi no.
Saludos.

Luis dijo...

Joder Manu, vaya panfleto que nos has mangao. Al elemento de la 6ª foto, ángulo inferior izquierdo lo tengo yo retratado cuando lo del 15M durmiendo en un butacón, si quieres te la mando.

Archivo del blog